Comediante ateo

Un exitoso comediante de Hollywood, ateo declarado con una vida libertina y un temperamento difícil, fue tocado poderosamente por la Palabra, al escuchar la Biblia en audio. Su vida cambió y su matrimonio fue restaurado.

 Jeff Allen, fue hace treinta años un actor cómico muy reconocido, pero con una vida hundida en el alcohol y las drogas al comienzo de su matrimonio con su esposa Tami. 

“No era un buen hombre. Estaba enojado, amargado, cansado, cínico, un ser humano malhablado. Era condescendiente en casa. Simplemente no podía controlar la ira”, dijo el actor a 100 Huntley.

Jeff solo se dio cuenta de que necesitaba una transformación en su vida cuando su hijo pequeño comentó sobre su temperamento difícil. Una noche, la pareja discutió y Jeff le gritó a su esposa, hasta el punto que ella cayó de rodillas y lloró con desesperación. 

Cuando llevó a dormir a su hijo, el niño le dijo: “Papá, ganaste. Gritas, mami llora. Tú ganas». Entonces, el actor buscó mejorar su temperamento a través de la Nueva Era, el budismo y la meditación, pero nada ayudó.

La crisis matrimonial empeoró cuando Jeff descubrió que su esposa estaba teniendo una aventura. “Luché contra Dios esa noche. Caminé por mi habitación como un gato enjaulado. Esperando a que ella regrese a casa”, dijo.

A pesar de todo el enfado que sintió, el actor decidió intentar recuperar su matrimonio. «Somos un desastre. Tenemos dos niños en casa que necesitan a sus padres. Necesitamos trabajar duro para superar esto juntos», le dijo a Tami.

Jeff fue humilde y admitió su parte de culpa por el fracaso del matrimonio. La relación extramarital de su esposa continuó durante otros tres meses, que el actor describió como «los momentos más dolorosos y desgarradores de su vida».

Pero hubo un cambio en su vida y en su familia un verano cuando le entregaron la Biblia en audio grabada. El primer libro que leyó fue Eclesiastés. Fue entonces cuando Jeff se dio cuenta de que la vida sin Dios no tenía propósito. 

“Estaba escuchando y me conmovió, algo se movió en mí”, relató. Al leer Génesis 1, la convicción de la existencia de Dios cayó en su ser. “Cuando escuché ‘En el principio creó Dios’, caí boca abajo en tierra. Sabía en mi corazón y en mi alma que había un Dios».

LEE TAMBIÉN: Joven ateo se rinde a Cristo y testifica de su nueva fe: «Ahora creo en Dios»

Después de ser tocado poderosamente por la Palabra de Dios, un amigo cristiano le explicó al actor el plan de salvación y el sacrificio en la cruz. Jeff Allen aceptó a Jesús y su vida cambió. El matrimonio roto del actor fue restaurado por Dios.

“Cuando Dios rompe a un hombre, es por una razón. Lo reconstruye ”, reflexionó Jeff. Y aconsejó a quienes enfrentan dificultades: “Lo crean o no, búsquenlo. Jesús dijo llama y te responderé. Traga tu orgullo, ponte de rodillas y di: Ya no puedo más, te necesito Señor«. AcontecerCristiano.Net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here