Escombros de tornado en Mayfield, Kentucky,
Tras el paso de un tornado, un hombre quedó atrapado bajo los escombros de una fábrica de velas. Fue rescatado después de una oración con su esposa mientras se comunicaban por un celular.
El fuerte tornado golpeó la ciudad de Mayfield, Kentucky, Estados Unidos, la noche del sábado. La estadounidense Courtney Saxton, de 38 años, metió a sus cinco hijos en una bañera y allí trataron de protegerse.
El techo de la casa fue arrancado, pero ella y sus hijos, de entre 3 y 13 años, sobrevivieron ilesos. «Estaban asustados, gritando, llorando», dijo la mujer a Associated Press. «Fue terrible. Estaba tratando de calmarlos, pero todo el tiempo estuve orando. Sabía que Dios nos ayudaría».
Mientras tanto, su esposo, Mark Saxton, estaba trabajando en una fábrica de velas, uno de los edificios más devastados por el tornado. Estuvo atrapado bajo los escombros durante horas antes de ser rescatado, incluso sufrió heridas leves como cortes y raspaduras.
“Nos estaba llamando, gritando y llorando porque estaba atrapado”, recuerda Courtney. “Fue aterrador para mí porque pensé, ‘Dios mío, ¿va a sobrevivir?’ Así que también oré con él por teléfono. Seguí hablando con él, seguía diciendo: Dios va a hacer algo, sé fuerte, no te rindas, sigue luchando”.
El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, dijo que más de 70 personas pudieron haber muerto cuando el tornado golpeó el suelo a 200 millas en su estado, pero el número de muertos podría superar las 100 en 10 o más condados.
En Mayfield, el suelo estaba cubierto de escombros de edificios destruidos y árboles destrozados. Podía ver hojas de metal retorcidas, cables eléctricos caídos y vehículos destrozados alineados en las calles. Las ventanas y los techos fueron arrancados de los edificios que aún están en pie.
Bob Waldridge, pastor de una iglesia bautista, colocó sillas, bancos y equipo de sonido del edificio de 100 años dañado de la iglesia, en un remolque. 
“El viento pasó y todo lo que había en el vestíbulo de entrada terminó en la parte trasera de la iglesia”, dijo. «La pared trasera de la iglesia cayó y el techo de la iglesia fue arrancado«.
Dos miembros de una familia que asistía a la iglesia que estaban en casa en el momento del tornado fueron trasladados en avión a un hospital en Nashville, Tennessee, dijo el pastor. “Es solo un edificio, pero me preocupan más las personas. Hay muchas personas que están heridas en este momento”, dice Waldridge.

AcontecerCristiano.Net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here